Ernesto Ríos expone “Code of the Forest” en Monterrey y CDMX simultáneamente

Ernesto Ríos expone “Code of the Forest” en Monterrey y CDMX simultáneamente

Ernesto Ríos es un artista de sólida formación académica: Doctor en Filosofía (PHD) con especialidad en Artes Visuales (Royal Melbourne Institute of Technology de Australia),  Maestría en Telecomunicaciones Interactivas, con especialidad en Multimedia (Universidad de Nueva York), base de una trayectoria artística manifiesta en 20 exposiciones individuales en México, Estados Unidos, Cuba y Australia y más de 60 exposiciones colectivas en México, Brasil Inglaterra, Francia y España.

El trabajo creativo de Ernesto Ríos unifica el oficio, sensibilidad y disciplina de todo creador, con la búsqueda de expresiones propias, en base al conocimiento, método e investigación permanente.
 
Las dos exposiciones individuales con que Ríos inicia este año, unifican la depurada técnica con la profunda actitud reflexiva de este excepcional artista, una aportación conjunta al nuevo arte mexicano, con una visión universal.
Ernesto Ríos
 
Code of the forest
 
La exposición Code of the Forest del artista visual mexicano Ernesto Ríos es un ensamble que conjunta pinturas monocromáticas, esculturas y fotografías que exploran de manera inusual la geometría, la repetición de planos, líneas y formas.
 
Las pinturas de gran formato son resultado de más de dos décadas de investigación acerca de laberintos de muy diferentes latitudes y épocas.
 
La obra de Ríos parte del estudio y viajes al encuentro del arquetipo universal por excelencia: el laberinto, para  reconfigurar diseños y conceptos del pasado, con visiones y recursos actuales, haciendo un ejercicio lúdico con el tiempo que incluye necesariamente prospectivas.
Equilibrio
 
Las obras pictóricas de Ríos juegan con las escalas, buscando  interrelación y equilibrio entre lo macro y lo micro; así la magnitud del gran formato nos presenta una imagen que podemos percibir a la distancia e innumerables motivos que se multiplican, conforme nos acercamos y descubrimos una tipografía que varía en sus dimensiones para lograr diseños, fruto de un minucioso trabajo que implica cientos de horas de delicada labor con los pinceles más finos que se pueden encontrar, cuyos filamentos equivalen al grosor de una pestaña. 
 
Miles de letras y símbolos, a veces a escala milimétrica, crean en conjunto laberintos que resultan una nueva forma de encontrar caminos, mensajes y sorpresas, y al mismo tiempo ritmos y cadencias visuales, como sucedió siempre a quienes los recorrieron, generando una re-semantización plástica y llevando al espectador a una circunnavegación laberíntica. 
 

Estas obras recuerdan las primeras representaciones gráficas hechas con máquinas de escribir y después con primitivas computadoras, cuando se utilizaban los caracteres de sus teclados para crear la ilusión de imágenes.
 
Los laberintos del siglo XXI que genera Ernesto Ríos derivan de cálculos rigurosos y re-contextualizaciones, donde el balance entre el caos y el orden hace emerger, como un todo armónico, la propuesta plástica.

Ernesto Ríos
Arte Multidiciplinario



El trabajo experimental conjuntando y entrelazando fotografía, escultura, obras interactivas, video, sonido, escritura y pintura crea combinaciones que recuerdan un espejo de la compleja realidad contemporánea. Los laberintos y códigos que encontramos en las redes sociales y el tiempo profundo de la historia milenaria y universal se plasman en su obra como ecos memorables.

Ríos abraza la tradición milenaria de la pintura, pero desde una perspectiva y metodología contemporánea y tecnológica. Parte de su obra se desarrolla con la ayuda de computadoras, pero el resultado final es pintura trabajada con pinceles, pigmentos y materiales utilizados secularmente.
 
La obra de Ernesto Ríos propone una fusión entre lo digital y lo análogo, lo pictórico y lo conceptual. Sus laberintos surgen de secuencias numéricas y algoritmos que se van entrelazando e integrando en geometrías, que se pueden apreciar de manera distinta, según la lejanía o acercamiento con que se les vea.


Haciendo una reconfiguración de una temática que tiene más de cinco mil años de historia, a partir, como decía Jung, del arquetipo universal que es el laberinto, se suman reflexiones y conceptos de filosofía, religión, matemáticas y arquitectura.
 
A Ernesto Ríos le interesa la fusión entre el arte, la ciencia y la tecnología, el aprovechamiento de lo heredado y la innovación, considerando que la  complejidad y entrelazamiento de disciplinas son fuentes  para el arte del futuro.
 
 
Esculturas arquitectónicas
 
Ernesto Ríos expone esculturas no convencionales, creadas a partir de la integración ordenada de una profusión de cerillos, para conformar geometrías complejas, a manera de torres arquitectónicas helicoidales, que nos remontan a fenómenos orgánicos tan admirables y sugerentes como las cadenas de ADN o edificios vanguardistas.
 
Ernesto se ha interesado por los cerillos durante décadas; si le permitieron generar fuego para cocinar, también resultaron útiles para escribir, dibujar y hacer esculturas-arquitectónicas.
 
Para Ernesto Ríos los cerillos de madera tienen un valor simbólico especial: Son madera (vida) y al mismo tiempo ceniza
(muerte). Son claros de un lado y obscuros del otro. Crean luz, calor, fuego y al final se transforman en pequeños restos carbonizados. Finalmente un cerillo puede ser el inicio de una conflagración o materia para estimular procesos creativos y poesía.

 Los cerillos esta hechos de madera noble, que en algún momento formó parte de un árbol. Son utensilios que sirven para hacer fuego, efímera pero eficazmente. Por lo anterior merecen un destino sustentable, discrepante del deshecho y la contaminación. La madera descartada y las cenizas son enaltecidas al reciclarse artísticamente, convirtiéndose en elementos preciosos, por su utilidad y belleza intrínseca. 
Ernesto Ríos
Variaciones Geométricas
 
Ríos construye patrones que se repiten y multiplican permitiendo variaciones geométricas, desde las formas más simples, como triángulos, rectángulos,  pentágonos hexágonos, octaedros, hasta llegar a los dodecaedros y rombos que posibilitan estructuras

Las esculturas-arquitectónicas, hechas con cerillos, parecerían etapas embrionarias de edificios y torres habitables de ciudades del futuro, edificaciones con geometrías que rotan, ascienden o danzan orgánicamente, explorando  estéticamente el equilibrio, la vida, la muerte y el movimiento al rotar milimétricamente en torno a un vértice.
 
Las esculturas-arquitectónicas de cerillos son una especie mantras estructurales que se van repitiendo como ecos y fractales.
 
Algunas de estas esculturas parten de una serie de reglas geométricas simples, otras tienen relación con la arquitectura deconstructivista y con el diseño paramétrico contemporáneo, que parte de repeticiones, ritmos y rotaciones geométricas.
 
Todas las piezas pueden verse a través de su esqueleto. Mantienen un eje y equilibrio central.
 
Las cabezas de los cerillos quemados acentúan las espirales generando armonía y movimiento.
 
Estas esculturas se presentan sobre bases circulares de espejos que permiten una continuidad y complemento de sus geometrías, dando un efecto de profundidad que amplifica simétricamente la magnitud de la pieza y permite al espectador  observarla de manera inversa.
Ernesto Ríos
————————————————————–
 
Exposición: Code of the Forest
 
Monterrey:
Centro Roberto Garza Sada de Arte Arquitectura y Diseño
Universidad de Monterrey
Av. Ignacio Morones Prieto 4500 Pte., 66238
San Pedro Garza García, N.L.
Inauguración 6 de febrero de 2017
vicente.guerrero@udem.edu.mx
 
Ciudad de México
Galería SISMO
Calle Celaya #4 PB. Col. Hipódromo Condesa
(entre Insurgentes y Amsterdam).
Inauguración 9 de marzo de 2017
Tel. +52 (81) 8215-1000, ext. 1671
Nextel: 
+52 (81)  1805-8552
Cel. 
(044) 818-020-8270
https://goo.gl/maps/KPJXGigbVWr
 
————————————————————–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *