El regreso del Ensenada Beer Fest 2021

El regreso del Ensenada Beer Fest 2021

Por Viko Rodríguez

Fotografía: Raquel Durón

Después de un año de pausa regresó el Ensenada Beer Fest 2021. Con platillo y bombos retornaron las mejores casas cerveceras bajacalifornianas a mostrar sus creaciones maltosas a unos ávidos visitantes con ganas de vivir en carne propia uno de los mejores festivales cerveceros de México.

Un fin de semana de sed cumplida. Mientras Raquel preparaba la cámara fotográfica, yo me preparaba mentalmente para una batalla lupular, una metralla de maltas tostadas y levaduras altisonantes. Después de más de un año de pandemia, el regreso del festival de cerveza de Ensenada inyectó frescura y esperanza a una comunidad inmersa en tiempos de incertidumbre.

Las mejores cervecerías estuvieron presentes

La fiesta se dio en los patios del Centro Cultural Riviera, edificio histórico y emblemático del puerto bajacaliforniano, a donde fueron visitantes de todos los rincones del estado y otros tantos de Estados Unidos. No era para menos la emoción de los visitantes; la llegada de cervecerías de renombre nacional e internacional como Insurgentes de Tijuana, Fauna de Mexicali y Wendlandt de Ensenada, significa la llegada de la santa trinidad de la cerveza artesanal en México.

No obstante la fortaleza de estas tres cervecerías, confirmada con las mejores medallas en Cerveza México, detrás de ellas siguen pequeñas y medianas empresas cerveceras que mantienen un paso firme en la cocción de sus brebajes. Grato fue encontrar que de cada municipio de Baja llegaban sus promesas cerveceras: de Mexicali la cervecería Once Perros y Cervecería Legión sacando la casta de una ciudad que presume su vínculo cultural con la cerveza; de Tecate la cervecería Lupita Perez y Colibre resaltando en su sencillez su atinada visión gastronímca; de Tijuana la cervecería Mamut y la siempre bondadosa Border Psycho sin dejar de dar pasos firmes en su proyecto; de Playas de Rosarito, su majestad Cervecería Los Reyes y Colectivo Surf siempre alegres, y de Ensenada la siempre amada Aguamala, Canneria y Doble C que tampoco bajan la guardia.

Mientras que el viernes, primero de dos días de festival, suele servir

como una cofradía de maestros cerveceros donde los abrazos y las pintas resuenan con alegría de los versos reunidos bajo un mismo objetivo,la verdadera fiesta espera los cielos sabatinos. Fluyen los amarillos maltosos, los obscuros aromas a café, los rojizos enamoradizos, los ámbares sagrados. Regresan los que deben regresar; con gafas oscuras, sombreros y muchas ganas de bailar. La espuma escurre de los taps, los vasos se llenan, las paladares se someten a las fuerzas gravitacionales de lupulos, maltas, aguas y levaduras. Vuelan los buhos de la resistencia, las vaquitas heladas, los faunos y los reyes.

A lo lejos, la voz de Juan Cirerol nos recuerda que esta realidad es mucho más bizarra de lo que creemos: ciertamente, entre tantas IPAs, tantas Stouts, tanto Pale Ale y Blondies, la vida luce colorido, luce amable, luce fraterno. Sobrevivimos al Ensenada Beer Fest 2021, y ahora con un poco más de experiencia tan solo queda esperar un año hasta la siguiente edición en este bello puerto de Ensenada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *