Microbioma Intestinal, las bacterias que tenemos que cuidar

Browse By

Hoy en día es muy común escuchar el término “microbioma” en todos lados, pero ¿sabes realmente qué es y por qué es importante cuidarlo? El microbioma intestinal es el conjunto de bacterias y microorganismos que alberga nuestro intestino desde el momento en que nacemos.

A medida que la tecnología aplicada a la medicina ha avanzado, se ha podido estudiar más a detalle este “otro genoma”, ya que los genes codificados por las bacterias intestinales superan los nuestros en más de 100 veces, y cada vez ha resultado más evidente que el tipo y la cantidad de bacterias en el intestino juegan un papel determinante tanto en la salud como en las enfermedades que puede llegar a padecer cada individuo, y que una mayor diversidad bacteriana está fuertemente asociada a un mejor estado de salud.

El microbioma intestinal es un universo de microorganismos dentro de un macroorganismo: nuestro cuerpo. La mayoría de las personas presentan unas 160 especies bacterianas, en promedio, en su microbioma de las 1,000 que existen; y aunque aún no se conoce por completo todas sus funciones, se sabe que son clave en la modulación y señalización del sistema inmunitario, en la producción de mensajeros del sistema nervioso, en la producción de vitaminas esenciales y en la regulación del metabolismo de las grasas.

El microbioma se desarrolla desde el nacimiento y tanto el entorno como la dieta afectan de manera positiva o negativa su desarrollo desde la infancia hasta la madurez. De hecho, en los adultos mayores el microbioma vuelve a cambiar drásticamente debido a una reducción de su riqueza genética; es decir, el microbioma intestinal se encuentra en constante cambio a lo largo de nuestra vida.

Estudios nutricionales han confirmado el poder de los hábitos dietéticos en la alteración del microbioma intestinal, pues este se encuentra relacionado con una de las enfermedades que aqueja al 32% de la población en México: la obesidad. Las personas con una riqueza genética reducida tienen tendencia a presentar una mayor adiposidad global, resistencia a la insulina, dislipidemia (que aumenta las probabilidades de complicaciones en el sistema circulatorio) y a aumentar de peso con el paso del tiempo.

Por eso es importante mantener nuestro microbioma intestinal rico, diverso y saludable. La recomendación actual para lograrlo es muy simple, aunque a veces nos parezca complicado llevarlo a cabo, pues consiste en llevar una dieta variada y equilibrada que incluya todos los grupos de alimentos, con el fin de proporcionar a nuestro intestino sustratos variados y reducir las probabilidades de que especies bacterianas desfavorables ganen terreno.

Una manera fácil de llevar una dieta equilibrada y saludable son los alimentos que proporcionan una nutrición integral e innovadora, como las barras y cereales de Kashi que están hechos con una mezcla de granos, nueces, leguminosas y semillas, y que constituyen una alimentación basada en plantas que contiene proteínas alternativas con las que incluso se puede reducir el consumo de carne.

Además, los ingredientes con los que están preparados los alimentos de Kashi conservan  su cáscara; por lo tanto, contienen una cantidad de fibra considerable y beneficiosa para nuestro microbioma, pues la fibra genera niveles elevados de tres grupos de bacterias (Faecalibacterium Prausnitzii, Bifidobacterium y Clostridium) que se asocian con un mejor estado de salud.

Para conocer más, visita:

www.kashi.com.mx

Síguelos en sus redes sociales:

Facebook: @KashiMexico

Instagram: @KashiMexico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *