De la aburrida ida al súper a la experiencia gourmet

De la aburrida ida al súper a la experiencia gourmet

Por Diana Alarcón Elizondo @dianapat23

En los últimos años la oleada de supermercados gourmet en México está a la orden del día, y esto para muchos de nosotros significar el paraíso ubicado justo en la esquina de nuestras casas.  Gracias a su llegada, el gusto tanto en hombres como mujeres por preparar platillos elaborados y estéticamente deliciosos, se ha vuelto una de las actividades más “in” en nuestros días.

Antes, encontrar muchos de los ingredientes de la nueva cocina contemporánea eran casi imposibles de conseguir, tenías que encargárselos a la tía que iba de visita a España o a Francia. En este sentido, el acudir a estas nuevas tiendas con el concepto gourmet se ha vuelto un obligado para nuestras alacenas y nuestros “gustitos”.

Estar dentro de cualquiera de estos establecimientos, es toda una experiencia que se disfruta por lo menos en un par de horas. La “culpa” también la tienen los nuevos mercados tipo el Roma o el del Carmen en San Angel, donde además de su increíble diseño, ofrecen en todos sus locales (tan instagrameables) las delicias gastronómicas con las que soñamos aun despiertos.

OTROS TIEMPOS

Recuerdo perfecto cuando era chiquita, que el ir al súper era una experiencia tan aburrida, bueno… si lo vemos desde el punto de vista de una niña de ocho años, pues aún más. El solo ver la cara de la señorita que te atendía en la salchichonería te bajaba el ánimo, y si se pasaba de gramos te amolabas porque el jamón ya estaba rebanado y ni modo que se quedara ahí… no había actitud de servicio como ahora.

Cada que escucho el “Son de La Negra” con el Mariachi Vargas de Tecatitlán (es increíble que cuando cuento esta anécdota nadie se acuerde), me hace recordar que era el aviso de este almacén para decirte que en pocos minutos ya iban a cerrar.  Algo así como lo que viene siendo “las calmaditas” en el antro, para que vayas pidiendo tu cuenta y te vayas a seguirla a otro lado.

Gourmet

LA EVOLUCIÓN

Uno de los ejemplos de supermercado de lujo integral es el nuevo Soriana ubicado dentro del Centro Comercial Miyana. Desde que llegas, huele a jamón serrano y a pan de chocolate recién horneado.

Además, cuenta con miles y miles de productos para el alma antojadiza, la healthy la glotona o la vegana, aquí ya no tienes que estar mallugando los aguacates para ver cual “está para hoy” o las manzanas, que de tan puliditas te reflejas ahí mismo. Todo está tan organizado, que cuando vas al lugar, es imposible dejar de recorrer pasillo por pasillo.

En cuanto a los productos que crees que no existen o que hasta ese momento sabes que vas a necesitar y se volverán imprescindibles en canasta básica, como no imaginar tu vida sin ese queso azul, esas aceitunas o esos espárragos traídos de la Madre Patria o ese foie grass que te hace recordar tu último viaje por París.

En Soriana Miyana también puedes encontrar un sinfín de especias, latería, embutidos, vitrinas interminables repletas de tesoros para tu alma, y hasta una pecera inmensa llena de bogavantes (sí señores, vivos para que ustedes elijan el que más se les antoje), carnes exóticas, pan artesanal y unos pasteles de ensueño.

En cuanto a los vinos, tienen más etiquetas que en muchos de los restaurantes más especializados. Si le echas ganitas, puede que te topes con uno de  Tumbuctú o hasta el favorito de Lady Di.

Gourmet

IN HOUSE

Por si esto fuera poco, tienen una fábrica de quesos y una de cerveza. Incluso puedes comer ahí, tienen una zona espectacular… ya no te acordarás de tus tiempos de infante donde todo era tedioso. Estar ahí es siempre una experiencia distinta, como cuando ves una película varias veces y siempre le encuentras otro matiz.

Los tiempos modernos, la necesidad de esa búsqueda de nuevos sabores cada vez es más exigente o competida, por ende los conceptos y el público meta tiene que reinventarse. Ejemplos claros son los Restaurantes Vips o Los Churros de El Moro, que (volviendo a lo mismo) en mi infancia, era un viacrucis llegar al Centro Histórico y poder disfrutarlos con frecuencia. Sin embargo  hoy día es más fácil encontrarlos en lugares como El Palacio de Hierro Polanco o en el mismo Mercado Roma, incluso con un menú más extenso y delicioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *