¿Energía térmica para no sudar?

Sentirse seguro con uno mismo no sólo es una cuestión mental, el cuerpo reacciona ante diversas situaciones en donde incluso puede traicionarnos o hacernos malas jugadas. La sudoración es una de las causas más comunes por las que podemos sentirnos acomplejados y no, no sólo es una cuestión del sudor, sino también de olor.

¿Cuántas veces no has intentado saludar sin que las manos te suden? O hacer ejercicio utilizando siempre guantes para que las pesas no sólo no te lastimen, sino para que ¡no se te resbalen! O algo aún más común, justo cuando estás lo más ad hoc posible para lucir una playera color claro o un outfit digno de todo un caballero… llega un ¡Oh! Esa horrible sensación de sudar y mojar tus prendas, de sentir sudor en las axilas. ¿Real? ¡Pero si me acabo de bañar! Tengo el desodorante ideal y ¿nada más no? Ufff… sí que es un rollo.

¿Y las opciones?

Al parecer no hay desodorante/antitranspirante en el mundo que te ayude a controlarlo. Los que existen pareciesen que tapan los poros, provocan comezón y eso también complica la hora de la ducha, pues no salen fácilmente. Por ello, es momento de tomar riendas serias en el asunto e investigar con un médico experto las diversas opciones que hoy existen. ¿Disimularlo? Definitivamente no es la opción.

Preguntando al Dr. Ariel Díaz, Médico Cirujano Plástico y Director General de Kaloni, un lugar especializado en la salud integral del hombre, sobre las opciones que hoy existen además de la aplicación de toxina botulínica, nos platicó sobre una opción en la que en una posible sola sesión, puedes lograr dejar de sudar de esa manera tan extrema a través de tus axilas.

Aunque no es una enfermedad como tal, la sudoración excesiva conocida como hiperhidrosis es una condición que incomoda y genera inseguridad en quien lo padece, tanto por la sensación de humedad y marcas en la ropa como por el olor desagradable que puede llegar a despedir.

Si sudar es un mecanismo natural que emplea el cuerpo para enfriarse, ¿qué desencadena la hiperhidrosis? Mayo Clinic indica que hay varias explicaciones1:

  • Hiperhidrosis focal primaria: En este caso los nervios son los responsables de enviar señales a las glándulas sudoríparas y se vuelvan hiperactivas. Al estar estresado o nervioso, el problema empeora aún más.
  • Hiperhidrosis secundaria: Se presenta cuando la sudoración excesiva se debe a una enfermedad. Los trastornos que pueden provocarlo son diabetes, problemas en glándulas tiroideas, nivel bajo de azúcar en sangre, algunos tipos de cáncer, ataque cardiaco, trastornos del sistema nervioso o infecciones.
  • Ciertos medicamentos y la abstinencia de opioides también pueden provocar sudoración excesiva.

Cuestión médica

Cualquiera que pueda ser tu caso, lo principal es una valoración médica que indique el motivo de tu hiperhidrosis, ya que se trata de un diagnóstico personalizado, idealmente realizado por un médico experto y certificado.

De acuerdo con el Dr. Ariel: “1 de cada 10 personas vive con sudoración incontrolable, pero para fortuna de todos ellos, ya existe un tratamiento no quirúrgico y sin inyecciones.” Así funciona:

  1. Se aplica anestesia local. Al ser un procedimiento no invasivo, la anestesia ayudará a que te sientas más cómodo.
  2. Se trazan líneas guía en las axilas para llevar a cabo el tratamiento.
  3. Se usa energía térmica en la zona de la axila donde se encuentran las glándulas sudoríparas y odoríferas eliminándolas de manera segura. Una vez que desaparecieron ya no vuelven a generarse.
  4. Cuando se activa el cabezal sentirás una ligera succión. En todo momento el sistema mantiene la zona fría para proteger la piel superficial y maximizar tu comodidad.

¿Qué puedes esperar de este procedimiento? Felicidad. Sin Sudor. Sin Olor. Sin Estrés. Quedaron en el pasado los momentos incómodos, de desesperación y las playeras con axilas amarillas. El sudor ya no jugará más en tu contra en momentos de tensión o de calor, ni en un día normal. Puedes volver a disfrutar con toda libertad todo tipo de prendas, de tus telas y colores favoritos.

Una pregunta frecuente que preocupa a las personas es si su salud se verá afectada por dejar de sudar de manera natural por las axilas. Para tranquilidad de todos, el Dr. Ariel Díaz explica: “Si bien es cierto que el cuerpo necesita glándulas sudoríparas para mantenerse fresco y liberar algunas toxinas, tiene entre 2 y 4 millones de estas glándulas y sólo el 2% se encuentra en las axilas. Eliminar este 2% no afecta la capacidad del cuerpo para refrescarse”.

Está clínicamente comprobado que el tratamiento reduce, en promedio, el 82% del sudor2. Como sucede con cualquier tratamiento estético, los resultados y las experiencias de los pacientes pueden variar.

Lo mejor de todo es que se utiliza con un equipo médico autorizado por la FDA y COFEPRIS en México, por lo que siéntete tranquilo con la seguridad y confianza de los resultados.

Conoce más:

kaloni.mx/miradry

Facebook e Instagram: @KaloniMx