5 cosas que debes saber sobre la interrupción legal del embarazo (ILE)

Browse By

Siempre que deseamos hablar sobre nuestros cuerpos y lo que sucede con ellos nos resulta vergonzoso compartir ese tema con las demás, no importa que sean personas cercanas a nosotras, la timidez aparece en nuestro rostro porque los tabús salen a relucir, sobre todo cuando decidimos hablar sobre el aborto.

 El silencio puede ser una pesadilla si estás buscando información sobre el aborto. No podemos negar la cantidad de casos de aborto que existen, por eso, es importante que cada vez sean más las personas puedan hablar sobre su vivencia, hacer saber a los demás que no tenemos por qué hablar bajito, ocultar información o quedarnos calladas.

 1) El aborto inducido es regulado a nivel federal en las 32 entidades que conforman a la nación mexicana. En abril del 2007, en la CDMX se permitió la interrupción legal del embarazo (ILE) sin restricción durante las 12 primeras semanas de gestación. Sin embargo, en los otros 31 estados se permite el aborto solamente bajo estrictos motivos, llamados causales.

 2) En los otros 31 estados donde el aborto es legal sólo bajo ciertas causales, las mujeres que cumplen con alguna de las causales con frecuencia enfrentan dificultades o, incluso, la imposibilidad de conseguir un procedimiento legal debido al estigma y a la carencia de procesos efectivos.

 3) El aborto con pastillas no tiene ningún efecto en las habilidades de concebir en el futuro. Después de un aborto, la menstruación regresa, casi inmediatamente dentro de las 2 ó 3 semanas posteriores, por lo que la mujer deberá usar anticonceptivos si no quiere quedar embarazada de nuevo.

 4)  El riesgo de parto es mucho más alto que el de abortar con pastillas durante las primeras 12 semanas de embarazo. Está comprobado que las pastillas para abortar son incluso más seguras que la penicilina.

 5) Exámenes psicológicos nos muestran que el sentimiento más común después del aborto es el alivio, y la mayoría de mujeres no experimentan ningún efecto negativo en el largo plazo.

 Si no habías tenido la oportunidad de ser tú, o alguien cercano a ti, quien expresara su experiencia, ya no temas hacerlo. Entre menos desconocimiento haya respecto al tema, el tabú perderá la fuerza que aún hoy nos “impide” expresar lo que pensamos acerca del aborto y dará la confianza a quien ha atravesado por este proceso, para compartir, desde su perspectiva, lo que para ella significó ese momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *