11 datos curiosos de Charles Bukowski

Browse By

Charles Bukowski es considerado el último de los poetas malditos. En sus escritos se describen personajes de los fondos más decadentes de los Estados Unidos. Mientras para muchos es fuente de inspiración para otros fue un simple borracho que vociferaba maldiciones.

Sea como sea, su vida y obra nunca pasan desapercibidos. Por ello, a 96 años de su nacimiento, hacemos un recuento de algunas de las cosas más curiosas que rodearon su vida.

COSAS QUE NO SABES DE CHARLES BUKOWSKI
  1. En 1960 publicó su primera obra y lo celebró tratando de suicidarse con gas dentro de su habitación, sin embargo en el último momento cambió de idea.

2. Dicen algunos de sus amigos más cercanos que sufría uno de los casos de hemorroides más extremos que alguien puede soportar.

3. La primera vez que bebió alcohol dijo: “Era mágico. ¿Por qué nadie me lo había dicho? Con esto, la vida era maravillosa, un hombre era perfecto, nada lo podía tocar.”

4. El día que conoció a Schwarzenegger en la fiesta de cumpleaños de un amigo en común le recriminó: “Eres un mierdecilla… ¿quién te crees que eres? Solo porque haces esas peliculillas de mierda, no eres nada especial cerote megalomaníaco”.

5-La primera palabra que su hija Marina aprendió a leer fue “licor”.

6. Bukowski tuvo de amigo a un joven poeta quien bebió alcohol hasta morir, acto seguido intentó seducir a la viuda.

7. Sus escritos hablan habitualmente de estar deprimido y desempleado, pero él permaneció durante 12 años en el Servicio de Correos.

8. El amor de su vida era una viuda 11 años mayor que él con una inmensa barriga cervecera a la que una de sus míticas peleas la acusó de acostarse con un sacerdote ciego.

9. Aunque fue el poeta de los menos favorecidos, acabó su vida viviendo en un rancho, con una joven 24 años menor que él, bebiendo vinos caros de la cava y manejando un BMW.

10. Bukowski se puso una borrachera con Neil Cassidy, el héroe de la novela de Jack Kerouac “On The Road”, justo unas semanas antes de que este muriera en México de una sobredosis.

11. En su lápida se lee “Don´t try”